Reuniones eróticas de tuppersex "DiosaVenus" sin compra mínima – Telf: 636 456 283

¿Qué es Tapersexy.com?

Tapersexy no es otra cosa que las famosas reuniones eróticas o también conocidas como “tapersex” o “tupersex”.

tapersexEl nombre tiene su origen de la palabra inglesa “Tupper” (de los famosos recipientes para congelar alimentos) y la unión con la palabra “Sex”. De ahí nace lo que conocemos como tupper-sex.

Estas reuniones sexy no solamente tienen un aspecto comercial de vender los productos que la asesora o asesor lleva a casa de las clientas en su maleta, sino que también tiene una función social muy marcada de aconsejar sobre aspectos de sexualidad que a veces son tabú para la gente.

¿Cómo funcionan los tapersex?

Normalmente una reunión de tapersex suele durar unas 2 o 3 horas dependiendo de cada grupo. Los grupos suelen oscilar entre 8 y 15 personas (tanto sean sólo mujeres como también mixtas con parejas) aunque también se hacen para grupos más grandes para celebrar despedidas de soltera o de casada y cumpleaños.

Para organizar un tuppersex una de las chicas asistentes (la conocida como “organizadora” o anfitriona) se pone en contacto con nosotros, vía web o por teléfono, y acuerda las condiciones de la contratación del evento. Cabe destacar que en Tapersexy.com una de nuestras máximas es no exigir una compra mínima ni obligar a comprar a nadie. Esto lo dejamos a decisión de cada una de las asistentes para que sea libre de comprar lo que más le apetezca en ese momento.

 ¿Por qué hacer un tapersex?

tuppersexHoy en día está tan extendido el concepto de tapersex que cualquier motivo es válido para organizar uno. Desde una reunión de amigas para celebrar un cumpleaños o para completar una divertida despedida de soltera (incluso de casada!) hasta una reunión de compañeras de trabajo donde ver, tocar y comentar todo tipo de experiencias sexuales.

En sus inicios, el motivo principal de organizar un tuppersex era llevar los productos eróticos al domicilio de las clientas para que no tuvieran que pasar el mal trago de tenerse que acercar a una tienda erótica o sex-shop para preguntar sobre algún artículo que les fuera de interés.

Deja un comentario